De vuelta…

sonar-con-un-amanecer-que-se-desvanece

Después de unos años de inactividad en el blog, estamos de vuelta.

Hace 3 años que introduje algunos cambios en mi vida. Unos cambios que pensé me ayudarían a llevar mejor mi enfermedad. En ese momento pensé que lo mejor era hacer un “stand by” en el blog para comprobar que los cambios funcionaban y no crear en el blog información que en un futuro tuviera que desdecir.

En estos tres años he podido comprobar que esos cambios han funcionado, que desde entonces no he vuelto a tener brotes. Que mi cuerpo se beneficia si sigo esta rutina, y empeora cuando dejo de seguirla.

Esa rutina no son pócimas mágicas, ni nada del otro mundo.  Y sólo cuidando tres cosas en nuestra vida diaria llevaremos un mejor control de nuestra enfermedad.

Controlar el Estrés, la Alimentación y Deporte.

Y aunque pueda parecer sencillo de decir, no lo es en absoluto de realizar.

Y, ¿sólo con esto funciona?. Pues a mi me ha funcionado. Pero no solamente a mí. Estoy en contacto con 3 compañeros con Crohn y Colitis que también les funciona. Pero, además, conozco casos de muchas personas con otras enfermedades autoinmunes que también les está funcionando.

Y es que, como ya dijo Hipócrates: “Las enfermedades comienzan en el intestino”.

Estoy muy contento de volver a escribir y poder contar mi experiencia. Espero que puedan ser más fluidos los post, y poder generar información útil para los seguidores de este blog.

Muchas gracias por seguirme.

René, Triatlcrohn.

#crohn #eii #colitis

Estamos de vuelta…

Estamos de vuelta...

Tras varios meses con mi blog abandonado, hoy he decidido retomarlo para contaros muchas cosas que me han pasado últimamente.

El mes de agosto no sólo fue el mes en el que pude disfrutar de las vacaciones en familia, además fue el mes en el que el entrenamiento de cara a los triatlones que tenía planificados, se hacía más exigente.

En el mes de agosto comencé a prepararme con un entrenador personal. Ante la proximidad de las competiciones y la poca confianza en mi preparación, decidí buscarme un entrenador. La idea era prepararme lo mejor posible para los dos triatlones que tenía por delante, pero sobre todo, pensando en la próxima temporada, creando una buena base que me permitiera disfrutar al máximo de este deporte.

Encontré un entrenador online. Un entrenador no presencial que me mandaría las rutinas por email una vez a la semana. Quizás todo lo que suena a “online” nos transmita poca confianza, pero os puedo asegurar que tras mas de dos meses trabajando con la empresa @DESABISPORT, de la mano de Juan de la Torre, he sentido como si estuviera trabajando a diario con el. Y al fin y al cabo es así, por que le bombardeo a correos electrónicos con dudas, y no tarda ni diez minutos en responderme. Ha sido un gran descubrimiento. Próximamente dedicaré un post a hablaros de esta empresa y de su entrenador. LOGO

Empecé a trabajar con el a principios de Agosto, con entrenamientos suaves, con ejercicios de técnica que nunca imaginé que existieran.

Llegaron mis vacaciones en las que disfruté con mi familia de unos días en Menorca. A pesar de que disfruté de cada segundo en esta maravillosa isla, la rutina de trabajo había que llevarla a rajatabla. Quedaba muy poco tiempo para el Tri de Carboneras y había que ponerse las pilas.

Después pude disfrutar de unos días más en Javea (Alicante). Todas las mañanas entrenamientos, sobre todo nadar. Y comenzaron las dobles sesiones de trabajo. Al principio se hacía duro. Nadar+Correr, Correr+Bici,…

He pasado en unos meses de llevar una vida un tanto sedentaria a entrenar duramente dos horas al día.

Puede parecer que no haya disfrutado de mis vacaciones y que no haya descansado, pero todo lo contrario. Han sido una de mis mejores vacaciones, y en parte ha sido gracias al deporte.

Volví al trabajo a principios de septiembre con las pilas bien cargadas. Y menos mal, porque me esperaba un mes lleno de trabajo que había que sacar adelante lo más rápidamente posible para estar al día.

Entre el trabajo, los duros entrenes, los estudios del Master de Relaciones Internacionales que estoy terminando, el poco tiempo libre que tenía decidí destinarlo a mi familia, a estar con mi pequeño Enzo. Así que poco tiempo he tenido para dedicarle a mi blog.

Y todo ello por conseguir una meta, mi primera meta. El triatlón de Carboneras, el 21 de Septiembre de 2013.

El enfermo de Crohn y su entorno

El enfermo de Crohn y su entorno

He leído en muchos foros cientos de opiniones de enfermos de crohn que hacían referencia a lo difícil que resulta para su entorno comprender la enfermedad. Muchos de ellos comentan que no se sienten comprendidos, y que les tratan de “quejicas”.

La enfermedad de crohn resulta diferente en cada enfermo. Los enfermos en los que la enfermedad les castiga severamente, pueden llegar a ser intervenidos quirúrgicamente, incluso varias veces para tratar limitar la enfermedad. En muchos de estos casos, la enfermedad vuelve a aparecer. Pero hay otros casos en los que la enfermedad no es tan agresiva, y se manifiesta de otras formas, tales como: inflamación del intestino, yagas, diarreas, dolor abdominal, etc. Son síntomas, por llamarlos de alguna manera, internos, que el enfermo sufre en su interior y que no son visibles para las personas de nuestro entorno. Nadie sabe cuanto nos duele, ni cuanto nos molesta tener que ir tanto al baño. Quizás, es por este motivo, que a nuestro entorno le cuesta mucho comprender que es una enfermedad, y que es crónica.

Pero, ¿hay algo de verdad en que somos un poco “quejicas”?

Lo primero, dependerá de la gravedad de nuestra enfermedad.

Haciendo autoanálisis de mi propia situación, en el que mi enfermedad es leve, he podido sacar algunas conclusiones.

La enfermedad nos irrita, eso es cierto. A mí personalmente, me ha agriado durante mucho tiempo el carácter. La enfermedad me hizo un pelín hipocondríaco. No así como que cada vez que oía algo acerca de una enfermedad creyera tenerla, pero sí me volví obsesivo con cualquier dolorcito que notara en mi cuerpo. Y me volví negativo.

Luego ves que, para tu entorno, tu enfermedad no les parece seria. Cuando te preguntan que enfermedad tienes, les contestas Crohn. Pero cuando te piden que le expliques de que se trata y les dices que sufres diarreas, dolor abdominal, pérdida de peso, yagas, etc., piensan que es una tontería y que cualquier persona sana puede tener alguna vez esos síntomas. En mi caso, hay personas a las que les digo que he perdido 5 kilos en pocas semanas y se alegran. Una dieta de esas me vendría bien a mi, comentan. Evidentemente lo dicen en broma, pero no saben hasta que punto para nosotros no lo es.

Y todo esto lleva a preguntarme:

¿Exagero el dolor cuando tengo un brote?
No, cuando me duele, me duele de verdad.

¿Me quejo en exceso para tratar de llamar la atención de los demás?
Cuando me duele, cuando me encuentro mal lo manifiesto. Si veo que mi entorno no ha advertido la gravedad, quizás me lleva a irritarme y a tratar de que me entienda y me comprenda. Puede que la manera en que lo hago resulte inadecuada. Lo que no quiere decir que no me duela y que no me encuentre mal. Sí, puedo parecer quejica.

Por tanto esto hace plantearme, que puede que algunas veces sobre actúe con respecto a los síntomas, con el único fin de recibir mimos, y hacerme entender.

La comunicación con nuestro entorno es muy importante. Explicarles nuestra enfermedad, explicarles los síntomas y cuando requiramos ayuda y mimos, solicitarla abiertamente.

Algo que a mi me ha cambiado ha sido el deporte. Me hace que tenga la cabeza más ocupada, me ha liberado del estrés, me ha creado nuevas metas, me hace sentir útil, y ahora tengo una mentalidad positiva. Estoy de acuerdo con Ángeles, que me comentaba en un email, que la mente es muy importante en nuestra enfermedad. Debemos limpiar nuestra mente.

Prueba a autoanalizarte. ¿A qué conclusiones has llegado?

La Alimentación en la Enfermedad de Crohn

La Alimentación en la Enfermedad de Crohn

Cuando me dijeron que padecía la enfermedad de crohn, y tras leer multitud de información a través de Internet, lo primero que hice fue limitar mi alimentación.

Creo que esto lo hemos hecho todos. Dejé de tomar leche con lactosa para hacerlo de soja, pasé a tomar yogures descremados, tomaba mucha fibra, dejé los huevos completamente, las cenas pesadas por la noche,…

Luego me dí cuenta de que no estaba haciendo lo correcto. La fibra, por ejemplo, puede ser beneficiosa o perjudicial según el momento en el que la tome. Y así pasaba con cada uno de los alimentos que descartaba.

Entonces decidí hacer una tabla de lo que comía. Anotaba lo que comía al día, hacía una V a la comida que me había sentado bien y una X a la comida que me había sentado mal. Normalmente, cuando tomas un alimento que no toleras, se manifiesta hasta 6 horas después de haberlo tomado. De este modo, puedes hacerte una ligera idea del alimento que no te fue bien y apartarlo de la dieta. También anotaba las deposiciones que hacia al día y si eran normales o no (muy blandas, con sangre, con moco,…).

Si sigues el proceso de anotarlo durante un largo periodo, tendrás información que te será de gran ayuda en el futuro. Por ejemplo, podrás saber los alimentos que toleras mejor durante un brote, o los alimentos que no toleras habitualmente.

Controlando tu alimentación mantendrás a raya tu enfermedad y será más fácil superar el brote.

En mi caso, cuando un alimento no lo tolero lo quito de la dieta, pero con el tiempo vuelvo a reintroducirlo. Me ha pasado con el huevo, por ejemplo. No lo he tolerado bien nunca, sobretodo por la noche. Desde hace unos meses he probado a tomar alguna tortilla, incluso de noche, y de momento no he tenido ningún problema. De momento no arriesgaré con el huevo frito.

Decir que es lo que sienta bien o mal a los enfermos de crohn, es generalizar demasiado. Cada enfermo es una historia diferente. El mejor método es conocerse uno mismo.

He leído acerca de la dieta de los carbohidratos específicos. Si analizas bien los alimentos que no puedes tomar en esta dieta, puedes comprender que alguno de ellos ha podido tener relación en alguna indigestión. Se trata de eliminar los carbohidratos complejos, los que cuestan más trabajo destruir a nuestro organismo para convertirlos en energía. Aún así, habrá de estos muchos alimentos que nuestro organismo lo asimile bien y no sea necesario eliminarlos de nuestra dieta. Es por tanto recomendable, no ceñirse estrictamente a cuanto se escribe en Internet y, hacer un estudio de sí mismo para conocerse mejor.

Una alimentación adecuada y lo más completa posible, nos aportará la energía que los enfermos de crohn necesitamos.

¿Cual es tu truco?…