La Vitamina D

La Vitamina D

Recientemente leí que científicos de la Universidad de McGill y de la Universidad de Montreal han descubierto que la vitamina D, en su forma más pura, puede contrarrestar los efectos de La enfermedad de Crohn.

Los resultados del estudio sugieren que la deficiencia de vitamina D puede contribuir directamente a la enfermedad de Crohn. Incluso hay una creencia de que la gente de los países del norte que reciben menos luz solar, necesaria para la fabricación de la vitamina D por el cuerpo humano, son susceptibles a la enfermedad de Crohn.

La malnutrición de vitamina D también puede estar relacionada a otras enfermedades crónicas como en algunos tipos de cáncer (pecho, ovario, colon y próstata), fatiga crónica, enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y la diabetes tipo 1, enfermedades mentales (depresión, desórdenes afectivos estacionales y posiblemente con la esquizofrenia), psoriasis y tuberculosis.

Tras leer la noticia me vinieron a la cabeza mis dos últimos brotes. Los dos fueron a finales del invierno, por febrero. Analizando mi situación, me doy cuenta que en los meses de invierno apenas me da el sol. Entro al trabajo a las ocho de la mañana, al que llego en coche y llego a casa a las ocho de la tarde, cuando ya es de noche. ¿Es posible que los brotes sean causados por déficit de vitamina D? Es posible.

Siempre he oido que las depresiones aparecen cuando llega la primavera, lo que podría tener relación directa con lo que en el estudio se cuenta.

Asi que he pensado que este año, por diciembre, me haré una analítica de sangre para ver entre otros valores, el de vitamina D. De estar en niveles bajos tomaré algún suplemento para equilibrarlos, y así poder evitar posibles brotes.

Más vale un por si acaso, que un yo creía…